Guy Monseair, junto a un lago con un perro, entrena a un equipo de remo con un megáfono en la mano
Guy Monseair, junto a un lago con un perro, entrena a un equipo de remo con un megáfono en la mano
Guy Monseair, junto a un lago con un perro, entrena a un equipo de remo con un megáfono en la mano
ESPECIALIDAD: CORAZÓN

Guy Monseair

A Guy se le paró el corazón dos veces.
A los pocos días volvía a entrenar.

Entrenador de remo de City Island.

Guy Monseair

 

Una tarde de verano el corazón del entrenador de remo Guy Monseair se paró mientras entrenaba a una de sus palistas en el gimnasio.
Y luego se volvió a parar.

 

Fue una carrera para salvarle la vida

 
Guy Monseair
Play
 

Al ver desplomarse en el piso a este entrenador de City Island de 53 años, los encargados del gimnasio pasaron a la acción. Le practicaron RCP varios minutos y al ver que no funcionaba le dieron dos descargas con un desfibrilador para reanimarle el corazón. Nada. Los policías que se personaron en el gimnasio le dieron dos descargas más logrando reanimar a Guy… por poco tiempo.

 

Menos de un minuto después de recuperar la consciencia, Guy tuvo un segundo paro cardiaco. El personal de emergencias médicas logró reanimarle el corazón una vez más con otras dos descargas, antes de llevarse a Guy en estado crítico a un hospital cercano con la esperanza de salvarle la vida.

 
Guy Monseair da instrucciones a un equipo al aire libre
 

Le pusieron a cargo del Dr. Robert Michler, Cirujano Jefe y Chair de Cirugía Cardiotorácica y Vascular.

 
Retrato de Robert E. Michler, MD

“Afortunadamente pudo ser transportado rápidamente al Hospital Montefiore Einstein de New Rochelle donde le administraron de inmediato un tratamiento de soporte vital. Luego fue llevado a nuestro hospital Jack D. Weiler, que es donde le vi por primera vez, pocas horas después de su paro cardíaco”.

—Robert E. Michler, MD

Cirujano Jefe y Chair de Cirugía Cardiotorácica y Vascular
Montefiore Einstein

 

Estaba en riesgo inminente de sufrir otro episodio cardiaco, así que no había tiempo que perder.

 

“Nos vimos obligados a tomar decisiones críticas e inmediatas para salvarle la vida. A pesar de que Guy tenía el corazón débil e inflamado a consecuencia de un ataque al corazón y un paro cardiaco, decidimos proceder con una cirugía de emergencia de cuádruple bypass coronario. Montefiore Einstein es uno de los pocos sistemas de salud del país con la base de conocimientos y las destrezas necesarias para manejar estas complejas situaciones de vida o muerte”.

—Robert E. Michler, MD

 
Guy Monseair al atardecer, con su perro, entrenando a un equipo de remo desde un bote a motor
 
 

“No sólo me salvaron a mí. Tenía un equipo de cuarenta y siete valerosas muchachas. El mero hecho de pensar en no volver [a entrenarlas] me resultaba inaceptable”.

Guy Monseair sonríe en un bote a motor con su perro
 
El equipo de remo de City Island entrenando al atardecer
 

“El sistema que salvó la vida a Guy funcionó tal y como fue concebido. Fue eficiente, fue rápido, fue extraordinario”.

—Robert E. Michler, MD

 

Al día siguiente Guy luchó valerosamente para recuperarse y volver cuanto antes a su equipo de remo.

 

“El Dr. Michler me dijo, ‘Voy a ponerte en esa plataforma de entrenamiento en no más de diez días’. Cuando le pasaron esa información a nuestra junta y a los padres, pensé que eso iba a ser imposible. Estamos hablando de una operación a corazón abierto. Pero así fue, diez días después ya estaba de vuelta”.

 
Guy Monseair pilota su bote a motor con un megáfono en la mano, mientras su equipo de remo, al fondo, entrena
 

“Técnicamente estaba muerto, pero aquí sigo. No he podido estar en mejores manos. Soy increíblemente afortunado de que me hayan llevado a Montefiore Einstein”.

 

Y sin embargo en Montefiore Einstein sabemos que lo que ocurrió no tuvo nada que ver con la “fortuna”.

 

“No hay ningún tratamiento en ningún lugar del mundo en el que no hayamos sido pioneros o en el que no hayamos sido partícipes, creadores y artífices, por el progreso y el bienestar de la humanidad”.

—Robert E. Michler, MD

 
Guy Monseair a bordo de un bote a motor en un lago con un perro sentado en la proa
 

“Estoy muy agradecido a Montefiore Einstein. Ellos me salvaron la vida. Nunca podré agradecérselo lo suficiente”.

 
 
“Retrato de Robert E. Michler, MD”

Conoce al Dr. Robert Michler

 

Robert E. Michler, MD

Cirujano Jefe en Montefiore Einstein
Samuel I. Belkin Chair
Profesor y Chairman,
Departamento de Cirugía
Profesor y Chairman,
Departamento de Cirugía Cardiotorácica y Vascular

Más información sobre Montefiore Einstein Center for Heart and Vascular Care