Montefiore in the News
Home >  Newsroom >  Montefiore in the News
Print

Newsroom

Montefiore in the News

La atención integral de salud conductual colaborativa, un enfoque prometedor para mejorar resultados

NUEVA YORK (xx de octubre de 2018) - La salud del comportamiento ha estado relegada históricamente a una segunda posición respecto a la salud física, a pesar de que  la depresión y las afecciones relacionadas con la salud del comportamiento son factores de riesgo importantes en diversas enfermedades médicas crónicas. Aunque ha habido éxitos clínicos y normativos en los esfuerzos por integrar la atención médica conductual a la atención primaria, la mejor manera de ayudar a las personas en tratamiento sigue sin estar clara. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Servicios psiquiatricos podría ofrecer algunas respuestas. 

El estudio compara dos modelos comunes: el de coubicación y el de atención colaborativa. En el primero, los pacientes son examinados por sus médicos de atención primaria, y luego son enviados a un proveedor de salud conductual en las mismas dependencias médicas. En el modelo de atención colaborativo, un mánager de salud y/o un asistente social, psquiatra o médico de cabecera, trabajan en equipo con los pacientes para crear y refinar planes de tratamiento.

"En el modelo de atención colaborativa de Montefiore, cuantificamos periódicamente los síntomas de depresión de los pacientes y tenemos contacto con ellos entre una visita y la siguiente", dice la Dra. Michelle Blackmore, Ph.D., autora principal del estudio y directora del Behavioral Health Integration, una organización de gestión médica del Montefiore Health System. "Creemos que estos elementos han sido clave para que las personas respondan mejor a la atención colaborativa".

En 2013, Montefiore comenzó a ofrecer servicios de salud del comportamiento en sus centros de atención primaria para incrementar el acceso a sesiones de apoyo y para reducir el estigma. Su enfoque, pionero en este tipo de atención, ha tenido impacto a nivel nacional y le ha valido importantes subvenciones del Centro para Innovación de Medicare y Medicaid, destinadas a que otras dependencias médicas adopten el enfoque colaborativo.

"El tratamiento era tan accesible que me resultaría difícil encontrar una excusa para faltar a mis citas", dijo Glenda Padilla, una paciente de Montefiore que sufrió una depresión severa y un trastorno de estrés postraumático, después de que su abuela muriera la misma semana en que llegó un gran huracán.

Glenda, que se apuntó a un modelo de atención colaborativa, atribuye su recuperación a haber contado con el apoyo de un equipo completo.

“Cuando mi hijo estaba en el hospital, todo el equipo se aseguró de reorganizar mis citas. Mi trabajadora social me dio las herramientas para enfrentar mi situación y me acompañó a través de decisiones importantes de la vida, como mi traslado al norte del estado de Nueva York para cuidar mejor de mi hijo que tiene parálisis cerebral. Mi administrador de atención se asegura de que siga la ruta mientras estoy en casa. Ahora estoy en un lugar tranquilo, mis hijos están felices y estoy escribiendo un libro, todo gracias a que tuve ayuda cuando la vida me abrumó".

El estudio tuvo lugar en centros de atención primaria de Montefiore y es de los primeros en comparar ambos modelos en un entorno clínico. Los resultados mostraron que el 44 por ciento de los pacientes del modelo de atención colaborativa había reducido los síntomas de depresión, en comparación con solo el 31 por ciento de los pacientes en el modelo de ubicación conjunta. Si bien ambos modelos fueron beneficiosos, los datos de resultados recopilados muestran que el modelo de atención colaborativa es más eficaz para reducir los síntomas de depresión y para ayudar a las personas a enfrentar los desafíos de su vida diaria.

"Los resultados de este estudio muestran que cuando incorporamos el trabajo en equipo sistemático y estructurado a la atención primaria, eliminamos las barreras para los pacientes, que además de tener enfermedades médicas crónicas sufren emocionalmente", dijo Henry Chung, MD, director médico principal de Behavioral Health Strategy (una Organización de Administración de Salud del Montefiore Health System); profesor de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de Einstein, y autor principal del estudio. "Cuando el equipo comparte información y supervisa la respuesta al tratamiento, todos los involucrados tenemos una imagen panorámica de lo que está padeciendo un paciente en particular; a partir de ese punto podemos comenzar a mejorar sus vidas".

El modelo de atención colaborativa se implementa en seis centros de atención primaria de Montefiore y subraya la importancia de hacer un seguimiento temprano a los pacientes; la evaluación periódica de los síntomas, la educación del paciente y el apoyo a la autogestión por parte de los profesionales de la salud y los trabajadores sociales. Casi dos tercios de las personas que sufren depresión y afecciones afines, como la ansiedad, no buscan ayuda. La esperanza es que un aumento de modelos de atención colaborativa ayuden a mejorar el acceso al tratamiento basado en evidencias. 

El proyecto descrito fue apoyado por la subvención número 1C1CMS331333 del Departamento de Salud y Servicios Humanos, y del Centro de Servicios de Medicare y Medicaid. El contenido de esta publicación es responsabilidad exclusiva de los autores y no representa necesariamente las opiniones oficiales del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. ni de ninguna de sus agencias. Los hallazgos y resultados presentados en esta publicación pueden corroborar o no los hallazgos del contratista de evaluación independiente del proyecto.