Facebook Twitter YouTube  
Contact Us
Seguridad del paciente
Home > Acerca de Montefiore Medical Center > Pacientes y visitas > Seguridad del paciente
Print

Pacientes y visitas

Seguridad del paciente

El Montefiore Medical Center se esfuerza por mantener los más altos niveles de atención y seguridad de los pacientes. Creemos que al trabajar con nuestros pacientes, podemos alcanzar óptimos resultados.

Prevención de errores

Desde 1996, Montefiore ha sido pionero en historiales médicos electrónicos, seguridad en los medicamentos, contratación de personal de UCI y prácticas interdisciplinares. Nuestros logros en estas áreas han sido fundamentales para prevenir errores y proporcionar una atención de alta calidad. Como resultado de estos esfuerzos, Montefiore ha merecido el reconocimiento anual del The Leapfrog Group de “Top Hospital”: uno de los premios de calidad más competitivo a nivel nacional.

Este reconocimiento de “Top Hospital” es otorgado a los hospitales que ofrecen la más alta calidad en materia de salud previniendo errores médicos, reduciendo la mortalidad en los procedimientos de alto riesgo, como la cirugía de baipás vascular, y reduciendo también las readmisiones hospitalarias de pacientes que están siendo tratados de neumonía o de ataques al corazón.

Seguridad anti incendios

De acuerdo con las normativas del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York y la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA, en sus siglas en inglés), los simulacros de incendio que se establecen en el Código 101 de Protección de la Vida, se harán cada tres meses, al menos uno por turno en hospitales, para garantizar que el personal sea consciente de sus responsabilidades en materia de incendios y prevención de inhalación de humos.

Durante los simulacros, las alarmas contra incendios en sus cajas de paso serán activadas y transmitirán una señal acústica audible en toda la dependencia. Su cooperación con el personal de enfermería durante estos simulacros de incendios es fundamental.

Normas para la seguridad del paciente

Tiene también la responsabilidad de cuidar de su propia seguridad en Montefiore, siguiendo estas indicaciones:

  • Asegúrese de usar el timbre cuando surja algún cambio y necesite ayuda.
  • Asegúrese de que su médico conozca la medicación que está tomando, con receta como sin ella.
  • Asegúrese de que su médico conozca cualquiera de sus alergias y reacciones adversas a medicamentos.
  • Asegúrese de compartir toda la información sobre su salud con el médico.
  • Asegúrese de consultar con una enfermera antes de dar un paseo. En todo caso, permanezca en su unidad en todo momento. Si no sabe dónde está notifíquelo y vuelva de inmediato a la sala de emergencias.

Por su seguridad, hable con su médico

Pregunte a los doctores cuál es su especialidad médica para comprobar que están cualificados para tratar su enfermedad. Conozca todo lo referente a su estado preguntando a médicos y enfermeras. Anote toda la información importante. Luego, infórmese del diagnóstico médico, las pruebas a las que va a someterse y el tratamiento que va a recibir.

Exponga sus preguntas, comparta sus dudas, y si no comprende bien las respuestas, pregunte de nuevo. Es su cuerpo y tiene derecho a saber. No tenga miedo nunca de hablar, tanto si está preocupado por tomar la medicación correcta, como por someterse a las pruebas adecuadas o a cirugía en el momento oportuno.

Exija a sus cuidadores que se presenten debidamente y que lleven siempre las tarjetas de identificación en su uniforme. Asegúrese de que comprueban su banda de identificación como paciente antes de que le administren cualquier medicamento o le sometan a cualquier prueba. Si no ha tomado su medicamento a la hora de siempre, dígaselo. Y si ve que no cumplen con las normas de higiene, recuérdeles que deben lavarse las manos.

Preste atención a los cuidados que recibe. Asegúrese de que está recibiendo el tratamiento y el medicamento adecuados de verdaderos profesionales de la salud. Comuníqueselo a su enfermera o médico si cree que no es así.

Conozca qué medicación toma y por qué la toma. Pregunte también sobre los efectos secundarios. Si no reconoce un medicamento, asegúrese de que es el suyo. Pregunte si el medicamento es por vía oral antes de tragarlo, y lea la información de la bolsa de líquidos intravenosos (IV). Entérese de la cantidad de líquido intravenoso que debe gotear, y dígale a su enfermera si el gotero le parece que va muy lento o muy rápido. Siempre es bueno preguntar si funcionan bien los medicamentos combinados.

Lea atentamente todos los formularios antes de firmarlos, y diga si prefiere leernos en su lengua materna si no es el inglés.

Pida a un familiar o amigo de confianza que le represente y asegúrese de que comprenden lo importante que es para usted. Su representante puede hacer las preguntas correctas o que no se le ocurran, y puede ayudarle a recordar las respuestas a esas preguntas. Pida a esta persona que permanezca a su lado el mayor tiempo posible para que pueda hablar por usted en caso de que usted no pueda hacerlo.

Acuda a clínicas, centros quirúrgicos o cualquier otro centro de la salud que se someta a rigurosos exámenes, como Montefiore Medical Center. Pregunte a su médico qué dependencias ofrecen los mejores cuidados para su enfermedad o condición. Antes de abandonar el hospital, pregunte sobre los cuidados médicos que debe seguir y asegúrese que comprende todas las instrucciones.

Participe de todas las decisiones sobre el tratamiento. Usted es el centro del equipo médico. Usted y su médico deben estar de acuerdo en todo lo que se va a hacer en cada paso. Pregunte cuáles son las expectativas realistas de nuevos medicamentos y pruebas. Guarde copias de su historial médico de hospitalizaciones anteriores, y compártalas con el personal médico. No tenga miedo de pedir una segunda opinión. Su médico apoyará su solicitud.

Tratamientos para el dolor

Durante su estancia en Montefiore, puede experimentar episodios de dolor o molestias. El tratamiento del dolor es una parte importante de su salud, y es su derecho como paciente recibir toda la información sobre el dolor y las medidas para mitigarlo, así como a estar atendido por profesionales de la salud que respondan rápidamente cuando sobrevenga el dolor.

Mitigar el dolor puede ayudarle a recuperarse más rápido. Es importante que hable con su médico o enfermera en cuanto empiece el dolor. Dígales dónde le duele, la intensidad del dolor y qué lo alivia o empeora. Pregunte qué medicamentos pueden ayudarle a aliviar el dolor, y qué efectos secundarios pueden tener.

A veces los pacientes se preocupan por la dependencia a los medicamentos contra el dolor. Tenga la tranquilidad de que, tanto si toma estos medicamentos de forma puntual o durante mucho tiempo, el tratamiento que le dé su doctor será el más adecuado. Los pacientes rara vez se hacen adictos a estos medicamentos si se toman siguiendo las instrucciones. Otros pacientes pueden creer que se está quejando en exceso y son reacios a decirle a su médico o enfermera que sienten dolor.

Por favor, sepa que está en su derecho de recibir tratamiento contra el dolor y que es más sencillo mitigarlo en las primeras fases, antes de que llegue a ser más intenso.

Control de infecciones

El control de infecciones por cada paciente se realiza según su estado como, por ejemplo, si tienen o no una infección provocada por un organismo resistente a múltiples fármacos (MDRO en sus siglas en inglés). Estas son algunas de las acciones preventivas para facultativos y pacientes:

Lavarse las manos
Lavarse las manos es la forma más sencilla y eficaz de prevenir la propagación de gérmenes. Los trabajadores de la salud se lavan las manos con jabón y agua o gel con base de alcohol antes y después de tratar a cada paciente.

Ropa de protección
Tanto los trabajadores de la salud como las visitas deben llevar guantes, bata y, a veces, una máscara cuando entran a la habitación de un paciente con una infección MDRO. Antes de abandonar la habitación, deben quitarse la ropa.

Cubiertas estériles
Si se usa una vía central o catéteres venosos centrales, el paciente es tapado con una cubierta estéril (un paño estéril grande) salvo en la zona en que la aguja va a ser introducida.

Piel esterilizada
Antes de colocar una vía, la zona se limpia con una solución antiséptica.

Elección de la vena
Siempre que sea posible, la vía debe ser colocada en una vena con un riesgo de infección bajo.

Pida ayuda
Llame a su médico inmediatamente si una vía le produce enrojecimiento, inflamación, calentura o dolor en la zona de la aguja; supuración, pus o hemorragia o hinchazón bajo la piel en la zona de la aguja.

Habitaciones privadas
Los pacientes con infecciones MDRO deben tener una habitación privada o compartir una con otros que tengan la misma infección.

Limpieza a diario
Todos los pacientes deben preocuparse de que los artículos, el equipo y el resto de la habitación sean limpiados y desinfectados cada día.

Higiene respiratoria
Todas las personas con tos o que estornuden deben cumplir las siguientes normas para prevenir infecciones:

  • Estornudos
    Cubra su boca y nariz con un pañuelo de papel y luego deposítelo en un zafacón de residuos.
  • Tos
    Use una máscara si tose (siempre que la tolere).
  • Distancia
    A ser posible, manténgase a unos tres pies de distancia de otras personas.

Supervisión
Montefiore siempre supervisa la propagación de MDRO y otras infecciones, y procura instruir a los cuidadores en los pasos a seguir para prevenirlas.

Prevención de caídas

El Montefiore Medical Center tiene un programa para prevenir caídas que incluye el mantenimiento de un entorno seguro y libre de obstáculos. El programa también incluye instrucciones de prevención de caídas y rondas de vigilancia cada hora para pacientes con mayor riesgo de caídas.

A continuación se muestran algunos de los pasos que puede seguir para prevenir caídas:

  • Mantenga las cosas que use a menudo cerca de usted.
  • Con la enfermera presente, practique el uso del botón de llamada antes de que realmente lo necesite. Debe tener el botón cerca de usted. No dude en usarlo cuando sea necesario.
  • Aprenda cómo se apaga y se enciende la luz desde su cama.
  • Aprenda a usar los controles de su cama.
  • No intente levantarse por sí solo. Pida ayuda, incluso cuando tenga que usar el baño.
  • Incorpórese despacio y con ayuda.
  • No intente mover los soportes de suero o cualquier otro equipamiento por sí mismo.
  • Use el andador tal y como le ha indicado el personal médico.
  • Asegúrese de usar los pasamanos de baños y pasillos.